domingo, 11 de diciembre de 2011

El enemigo ha muerto... viva el enemigo!!

No hay peor horror que el que se autogestiona. La criatura ha crecido tanto que ya su padre no es necesario para que esta realice su tarea. Satán, "eterno rebelde", revolcándose en su tumba porque Dios "ha muerto"; Jesús probablemente más cerca de Kurt Cobain y la grungeología de la liberación, estará pensando en un nuevo amor. De todas formas, nos hemos quedado en un momento muy caluroso, una suerte de estancamiento épico.

O no.

martes, 22 de noviembre de 2011

pero ahora ya no hay

Les dejo una página muy interesante: www.google.com

miércoles, 17 de agosto de 2011

pregoneros

Pregonando la izquierda, practicando el consumismo.

El éxito es una forma de vida poco original, para ser honestos. No hay trenes llenos sin subidos a último momento sólo porque vieron que iba bastante cargado. La izquierda ha planteado una plataforma que parece poco honesta: alianza luego de años de dedicarse más a agredirse que a reconocerse. La plataforma planteada para las elecciones primarias no fue mejor: “nos piden 400.000 votos para participar”. ¿Acaso no deberíamos estar en el mismo lugar? ¿Acaso esa cantidad de votos no es posible de encontrarse?. Sin embargo ya está, por suerte estamos adentro. Viendo lo que suceda de aquí en más, el día después de las elecciones será crucial: mostrará que tanto de oportunismo había en esto. No es el tema del que parece necesario habalr.
Los números dicen que el 50% de aquellos que votaron, lo han hecho a favor de un gobierno que está hace 8 años en el poder, que serán en un 99% de posibilidades, al menos 12. Semejante cantidad de adherentes significa muchas cosas. No tiene por qué ser necesariamente positivo: cifras superiores alcanzan gobiernos de más de 100 años de corrupción como ocurre en San Luís. El juarismo en Santiago del Estero no tenía menor porcentaje de adherentes por décadas, y sin embargo era impopular y terminó siendo sobrepasado por una masiva protesta social. Jujuy, Salta. Al interior de la provincia de Buenos Aires ocurren cosas similares, así como ocurría lo mismo con las elecciones indefinidas con más del 90% de los votos para Saddam Husein en Irak (previo a la invasión genocida de los Estados Unidos). A contramano de lo que ocurrió en buena parte de latinoamérica (Bolivia, Venezuela, Ecuador, Uruguay), en la Argentina pareciera ser que jamás se han votado plataformas que significaban un quiebre rotundo respecto de lo que en ese momento era oficialista. Kirchner fue el candidato de Duhalde. Duhalde fue el restaurador elegido por la misma clase política que se pedía a 4 vientos que se fuera (siendo el mismo parte de ella, claro). De la Rua fue el candidato de facto de Menem (elecciones en las que compitió contra la estructura del PJ -en ese momento oficialista, claro- que tenía a su cabeza a... Duhalde). Si observamos la plataforma de gobierno que impulso Menem (la política privatista), y nos despojamos de sus características violentas y agresivas contra los vestigios de un modelo de Estado más o menos social, podemos ver no más que la profundización de los planes de reforma del Estado que había propuesto el ministro Terragno (y, para sorpresa de la historia subsiguiente, el PJ rechazó). En 1983 el PJ maifestaba una voluntad más o menos agresiva que terminó en el ridículo de Herminio Iglesias.
Es decir, el establishment económico siempre tuvo salidas más o menos a su antojo (más más que menos), al menos desde hace unos 35 años. Vale bien preguntarse, ¿es el kircherismo una excepción a esto?. En el sentido común boladepedo678 está impuesto como obviedad que si. que es lo antagónico, la buenaintención sin fronteras, usando como pantalla casi excluyente el enfrentamiento con el Grupo Clarín y la pelea (verbal) contra la SRA y sus vasallos. Desde acá (siempre de una manera cínica), nos dirigiremos hacia los apoyadores antes que a los apoyados. Porque de otra manera, sería dejar de apostar a una concepción de la participación política impulsada desde abajo (y claro, a la izquierda); que el gobierno no es una esfera independiente de la sociedad, y que por eso entonces puede romperse el status quo del "mandar mandando" para por tanto existir un "mandar obedeciendo". Entonces, para no contradecirnos demasiado, como principio, además, creemos (bueno, más bien creo, esto es un blog que prácticamente no se lee, pero sobre todo está hecho en base a mi mismo, ahora mismo escrito desde un lugar donde prácticamente nadie comprende el castellano y etcétera) que es la base social la que realiza lo que está arriba. Desde adentro o desde afuera. De la misma manera que las condiciones materiales de la existencia determinan las relaciones de los sujetos. En fin, para no perderse, volvamos al lugar.
Si este gobierno no significa un quiebre real en el status quo, ¿en qué consiste este apoyo ultrageneralizado que lo supone como algo tan bello?. Por empezar, lo dijo claramente Aníbal Fernandez, “los pueblos tienen los gobiernos que se les parecen”, pero para la derrota que sufrieron en la elección del jefe de gobierno en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La disparidad de resultados entre ciudad y nación, provincia y nación, las transformaciones entre las últimas elecciones (2009, con el paladín narcocolombiano del tatuaje posicionándose por encima del mismísimo Kirchner y Scioli sólo con eslóganes vagos, por ejemplo) no pueden demostrar actos de “conciencia” o “uso de razón”. En principio, debemos creer que nadie vota por desear el mal de la sociedad (aunque de hecho apoyar ciertos candidatos sí lo haga). Todas las elecciones parecen ganarse desde dos lugares distintos: el discurso y el bolsillo. La efectividad del cristinismo es ser apetecible desde ambos aspectos. En principio, a la Argentina está entrando mucho, mucho dinero. Hay una parte de mérito del capitán, es innegable pero no menos cierto es que la marea nunca estuvo mejor dispuesta para navegar sobre ella. Por supuesto, no estamos ante un gobierno ridículo. El menemismo, por ejemplo, si lo era. La alianza también. Comparemos gobiernos desde la abundancia. Son dos fuentes de ingreso completamente distintas: el menemismo hizo dinero despojando al Estado de valiosos activos (no olvidemos, con el consenso de la mayor parte de la sociedad), el kircherismo ha hecho dinero desde una situación excepcional, que fue un alza excepcional en la demanda internacional de materias primas degradantes del suelo, es decir, profundizando algo que tiene fecha de vencimiento: un modelo económico agroexportador. Esto tampoco significó un quiebre respecto del momento anterior, ya que desde el último período del menemismo se estaban empezando a procurar altos márgenes de ganancia en este tipo de actividades. Es decir, de donde viene el dinero no es algo que se quiebra, sino que es algo que se continua. No quedaba más Estado que aniquilar. Y ojo, no es menos cierto que en simultaneo se presentaron otras opciones que significaban una continuidad en su destrucción. Para mejorar esta renta extraordinaria por vía de la explotación del suelo, se realizaron dos políticas paralelas: devaluación de la moneda (el trabajo sucio lo hizo Duhalde, quien presenta a Kirchner como su candidato) para triplicar la entrada de activos en general; se ven triplicadas la cantidad de ingresos de los sectores dedicados a la exportación de materias primas y de los impuestos sobre esa renta extraordinaria (es decir, el Estado triplicó sus beneficios), a costa de la aún más brusca degradación del valor real del salario. Ese dinero, además empezó a cambiar sensiblemente su destino. Un porcentaje cada vez mayor fue a políticas sociales, pero con cuidado a atender una cuestión: el período anterior lo redujo a algo cercano al cero, y el kircherismo recuperó buena parte de esa inversión, sin embargo, no se alcanzan valores otrora encontrados (por ejemplo, el primer peronismo). Lo que se reconoce simplemente como diferencia en el ingreso de ricos y pobres no ha terminado de acrecentarse, y los estratos medios hoy tienen un poder adquisitivo fenomenal. La estratificación social sigue funcionando en forma de pirámide, cada vez más alargada. No es que cada sector se le acerca a su superior, sino que hay más guita, y hay una parte para todos, pero claro, distribuido de arriba para abajo. Maravillosamente, es la teoría del derrame, funcionando. Entonces, esa primer esfera el kirchnerismo la tiene ganada, gracias a un discurso que compara este momento con un momento terriblemente excepcional de la historia, el 2001.
El 2001 articula el dinero y el discurso. Y parecen ser no sólo pocos, sino que demasiados los que entran en ese juego. Un análisis más o menos superficial y básico debería realizarse: cobertura médica, educación, jubilaciones; en un marco comparativo entre las décadas previas al '80 y el presente arroja conclusiones no tan felices para 8 años de bonanza económica. Pero el 2001 sirvió como espejo. Finalmente no se fueron todos, sino que además no cambió del todo la estructura económica. El liberalismo fue seguido de políticas desarrollistas, impulsadas prácticamente por los mismos actores. Y el neoliberalismo está siendo continuado con un neodesarrollismo donde los actores económicos no son muchos otros que los que estaban antes. Ambos pasajes fueron la respuesta que encontró el establishment para mantener el sistema capitalista a salvo, un salvavidas arrojado a la dictadura del dinero, fetichización de las relaciones sociales capitalistas. Entonces, se piensa desde el dinero, no desde el no-dinero. Estos pensamientos están articulados por discursos hábiles en dar una excepcional importancia al genocidio material del 2001. Y allí se presentan paladines de la pseudo filosofía kircherista. Y de qué se trata esto? Básicamente, negación de las opciones por izquierda, sobre estimación del adversario por derecha para posicionarse por izquierda (lo cual les resultó carísimo en el 2009), apropiación de luchas ajenas (la política de derechos humanos, anunciada con bombos y platillos, y merecedora de ciertos respetos terminó por ser un tibio y lento enjuiciamiento de viejitos conocidos1), implementación de políticas de origen externo (asignación universal por hijo2, ley de medios audiovisuales3, nacionalización del sistema previsional4, desendeudamiento5, cambios en la forma de pago de jubilaciones6 negando el 82% móvil para no alterar el beneficio capitalista). Por supuesto, si yo fuera oficialista, haría lo posible por presentar esto como el paraíso del beneficio social. Lo peligroso es cuánto de verdad existe ahí, y cuánto compra la media votante, que se cree hábil y pregona la izquierda, pero practica el mismo culo rotismo de siempre. Hay sectores realmente respetables que pueden defender este modelo: son los menos, de otra manera la base imponerle demandas a la jerarquía gubernamental, cosa en la realidad que no sucede. Pregonan la izquierda y practican el consumismo.
Allí entra en juego el espacio discursivo. Un discurso debe nuclear, cohesionar distintos sectores para conseguir su adhesión; en otras palabras, sus interlocutores deben de identificarse en el emisor.
De movida, sólo puedo limitarme a hablar de algo que más o menos conozco, que es la clase media, porque estoy ahí, quiera o no, y soy parte de sus contradicciones. Ahora bien, identificado ese actor (clase media “progresista”, que apoya al kircherismo), nos encontramos en lo último a lo que buscaba llegar con este pobre escrito (tecleado). Buscar algunas cuestiones que puedan servir para preguntarnos sobre ese apoyo masivo que recibe un gobierno que no ha alterado radicalmente la estructura social regresiva. Desde el plano es sencillo encontrarlo: tienen guita, si más o menos se dice lo que les gusta que digan, estarán ahí. Ahora bien, ¿qué es estar ahí?.
Si decimos que se pregona la izquierda, pero se practica el consumismo, queremos decir que la práctica social de la clase media los sigue identificando como igual de culos rotos que siempre. Y allí se construyó un gran andamiaje discursivo para que no se les vaya de las manos ciertas cosas, lo que fue exitoso para justificar lo lindo que es ser clase media y disfrutar de olerse sus propios pedos. Y esto es, identificar como compromiso cosas que realmente no lo son.
Principalmente se encuentra como regreso de la militancia algo que realmente no es así, por lo menos desde el kirchnerismo. Los culos rotos fueron al funeral de kircher y algunos llevaron banderitas. Otros incluso fueron a marchas al lado de la eterna burocracia sindical asesina con cartelitos que contenían la consigna ultra subversiva “678 Facebook”. Y eso es la militancia.
CONVIENE que esa sea la militancia, porque no tiene compromiso ni se sale de sus espacios comunes, es decir, no impone reclamos. Cree que tiene que hacer algo, pero no sabe qué, y en la medida que avanza la vida siguen practicando el consumismo. Ahí el rotundo éxito del aparato discursivo del kircherismo, una jugada hábil: decirles a ellos, a los culo rotos, que con no hacer nada estaban “militando”. Entonces, se milita viendo 678, asistiendo a alguna marchita de vez en cuando y metiendo un papel en la urna cada 4 años. Sin reclamar, Mucho menos que menos, sin intentar superar el capitalismo.
Pero es peor aún, la parte más trágica del asunto. Pendejos que se olvidaron de criticar al capitalismo para seguir en la misma idiotez de siempre, en el boludeo adolescente, la edad del pavo como cantaban las “Chiquititas” de Cris Morena, pero con banderitas y globos, algo MUY PRO. Lo que indigna de esto es que niega rotundamente que las bases de la izquierda (el estudiantado anticapitalista) llena las plazas el 1º de Mayo, que es la militancia juvenil anticapitalista la que en parte fue asesinada junto con Mariano Ferreyra en Diciembre del 2010 en manos de esa misma burocracia sindical asesina que se pasea de las manos con la CGT en las marchas donde los culos rotos van con cartelitos “678 Facebook”. Esa burocracia sindical, esta vez personificada por el nefasto personaje de Pedraza, cuyo abogado personal fue el Ministro de Trabajo, Tomada, y con quien tuvo conversaciones telefónicas amistosas luego de lo sucedido. La presidenta, de hecho, consintió el apoyo de esta, como de tantas burocracias sindicales (al fin y al cabo es ahí donde reside el poder dentro del terreno de la lucha obrera, inclinando la balanza en favor de la burocracia).

Conclusión. Mátenlos a todos. 



1Ocho años tardaron en encontrar un videito en donde Nestor Kirchner criticaba a la dictadura con el mismo calor que la gran mayoría de los jóvenes!! Es decir, celebraron más bien encontrar que Nestor Kirchner más o menos decía algo.
2Que pone precio a la vida del niño: $200 por mes.
3En donde se modificó una propuesta anterior realizando ciertas modificaciones que desotorgaban poder a las bases.
4Sin dejar de indemnizar a los usureros extranjeros
5En la práctica, pago completo de los beneficios esperados por otra parte de los usureros extranjeros.
6Se realizan 2 aumentos al año en un porcentaje menor al índice de precios del Indec. El uso del Indec para transmitir cifras más o menos un poco distintas “me vale lo mismo”, pero esto se reconoce sutilmente desde el oficialismo, ya que supuestamente posibilita un menor endeudamiento externo. He aquí la contradicción: se cree que se tienen en cuenta a los ancianos nuevamente, cuando se justifica otorgarles aumentos que van por debajo de un índice de precios reconocido como menor al real. En consecuencia, se niega alterar la tasa de ganancia capitalista al denegar el 82% móvil, y se justifica una mísera jubilación, de apenas algo más que 1000 pesos. Aun peor: se defiende que los ingresos de los viejos son aun más altos, por la cobertura médica del PAMI. Lo cual significa que simbólicamente esto no tiene por qué ser así, y por extensión, olvida que los trabajadores en actividad tienen cobertura médica.

sábado, 6 de agosto de 2011

Tum pa tun tun pa (kse lva ser ptIV)

(Siempre creí que iba a ir al viejo mundo cargado de armas y municiones con que atacar a esos malditos primermundistas que tan bien se la pasan mientras nosotros comemos de lo que defecan, pero el primer mundo es más hábil que yo, me sorprendió y ahí me tiene a unas pocas horas de su visita, sin armas, sin nada, sin ni siquiera una musiquita que decir "eeh bo". No tengo absolutamente nada que dejarles de mi más que el robo de sus pertenencias.
 Ahora lo importante. Veo que son las 10 de la mañana y que vi pasar toda la noche desde la ventana. Bueno, hoy más bien vi pasar lo que los humanos llaman "mañana", puesto que he estado en otros lugares con cierta población humanoide distante de mi ventana. Creo que no voy a extrañar para nada esta ventana, luce sucia y ni siquiera puedo bajarle la persiana. Además, si cociné y no limpié la casa, la vista que tengo es bastante horrorosa. La cortina está, además de vieja, sucia. Aunque el calor que me da la estufa es divino en estos tiempos de invierno, y a veces Pamela se tira por ahí, desplegando toda su ternura y vagancia. De todas formas, vi pasar toda la noche a través de la ventana hoy. Y como tantas otras veces. 
Tampoco extraño la otra ventana. Cuando dije que decidí empezar a embarrarme solito y me hicieron caso, al poco tiempo adopté esa otra ventana como propia: da al patio y ese cuarto tiene una cama de una plaza. Dormí ahí varios meses, creyendo que estar en la menor cantidad de espacio me iba a hacer sentir menos solo. Creo que la mayor parte de las inmundicias que rellenan este "blog" fueron hechas mirando por esa ventana como pasaba el mundo y yo ni pagaba peaje. Ja, que ocurrente. Hace varios años, creo que desde que tengo conciencia, me digo que tengo que hacer un cambio brusco en mi vida. Tal cosa nunca sucedió, menos aun cuando fui a ocupar el lugar que daba a esa ventana: en realidad estaba evadiendo a la ventana original, a través de una fantasía bastante pobre. Odio que me encante mi imaginación.
Adivinanza! 
La ventana original siempre fue la ventana de la casa, si es por decir ventana, la que uno ve cuando se despierta. Llegué acá y al poco tiempo estaba todo lo que quería y un poco más.  Al poco tiempo creí que estaba todo acá pero que no me sentía ni te sentía. Después, si, te sentía, me sentía, estaba todo lo que quería y un poco más. Siempre te eché la culpa de todo, desde que soy chico. Por ser así, por no existir, por existir, por ser parte del mundo, por no ser parte del mundo, por ser igual a mi, por ser distinta de mi, como sea. La cuestión es que siempre te eché a culpa. Y siempre lo haré, qué más da. O no). Me grité como un condenado creyendo que estaba por quedarme sordo cuando en realidad estaba mudo. O no.



miércoles, 3 de agosto de 2011

que se le va a hacer pt3

(Es contradictorio o redundante, lo que para la ocasión viene a ser lo mismo, pero la calma y cierta posibilidad de libertad la encuentro sólo preso de mi clon. Entre espasmos y ansiedades, en la agonía del despertarse a medio dormir con el sudor de un minero belga, entre todo esto entre otras cosas me estoy dando cuenta de que mi vida viene girando, si no es que siempre lo hizo, en torno a lo mismo. Hay un problema con la memoria y su decodificación. Acá estaba todo, porque lo veía, lo oía, y finalmente lo sentí, confirmé su presencia. Estabas vos, estaba yo, estaban todas las cosas que quiero y un poco más. Y concluí que con todo eso en el mismo espacio, yo no quería estar ahí. Ahí estaba ese poco más, el de las cosas que quiero y un poco más. Me fui, y acá está ese poco más que unos pocos tenemos y con los años aprendemos a odiar, por internarse en nuestra vida quién sabe cuando, por terminar siendo parte de nosotros. Ese y un poco más es una parte de mi. Lo que me diferencia de mi clon. Acá estás vos, estoy yo, está todo lo que quiero y un poco más. Pero definitivamente yo no quiero estar y me fui. Y ya no estaré. Me llevo al clon, pero también me llevo a ese y un poco más porque eso soy yo, y jamás lo podré dejar) Me tatué en el brazo para no olvidarme jamás de mis estigmas y así, que no me sorprendan desprevenido, mientras le instalaba el equipo de GNC a mi Ferrari.

que se le va a hacer PT1
que se le va a hacer PT2

sábado, 2 de julio de 2011

Todos seremos cadáveres

Ahora un poco de música para la elite clase media que escucha música rock refinado de otros continentes para el campeonate de canciones con bonitos estribillos







Bueno, si los estribillos no apetecen, esta canción no los tiene






Y sino, un hermoso e histórico patadón de Breyner Bonilla, defensores así hacen falta!!

viernes, 1 de julio de 2011

apagones y arcoiris

El olor que emana la descomposición de un ego trucho es el fracaso de interpelarse frente a esto siguiente: o mejor dicho, ni siquiera el fracaso, sino la imposibilidad de interpretarse desfragmentado. Ahí aparece el desastre. El apagón. Vamos a hacer un mamarracho de malas interpretaciones de elementos aislados. O no.

Procurar que la gente se reproduzca, y se reproduzca lo más posible. Y al margen de esta variable cuantitativa, los individuos que constituyen la población no son otra cosa que sujetos, sujetos de derecho o sujetos de policía, si se quiere; en todo caso, sujetos que deben cumplir los reglamentos. (Foucault, 2006: 395)
Una máquina como la de Brazil (1985) es la que parece encontrarse frente nuestro, un poco más difusa, un poco más invisible, y siendo, más acá, poco menos capaz de advertirla. Allí van algunos egos truchos descalificantes y fragmentados en grupos, con algunas voluntades camaleónicas. Egos todopoderosos versus egos truchos, personalidades de cotillón intentando parecer opuestas a una maquinaria que ni siquiera pueden llegar a ver. ¿Otra vez nos gastamos en pegarle a la clase media?. ¡Y por qué no!. O algo así.  O no.
Veamos, el éxito de 1976 es una especie de magnificación de 1984, un recorrido que va del genocidio a las conciencias, las penetra de manera microfísica, para decirlo de una manera vaga, estructura un habitus, para decirlo de otra manera aún más vaga. Entonces interviene en las formas de acumulación de capital cultural, dándole forma; si atendemos a que (como sugiere el tipo este), así como la musculatura no se adquiere de un momento al otro, lo mismo sucede para el capital cultural. Hay un esfuerzo alimentado por un líbido. ¿De qué?... and now for something completely different...



Todo el mundo sabe que amamos a quien se nos asemeja, a cualquiera que piense y sienta como nosotros. Pero el fenómeno contrario no se encuentra con menos frecuencia. Ocurre también muchas veces que nos sentimos atraídos por personas que no se nos parecen, y precisamente por eso. (Durkheim, 1893: ???)

¡Qué estampilla!. Lo igual y lo exótico. Podríamos señalar, en base a la mera especulación, que hay espacios distintos para cada uno de ellos: lo físico y lo metafísico. Los de mi clase son con los que habito y socializo. Los pobres (valga la repetición!) el fetiche que exotiza la diferencia, el negraje colorido. Lo pintoresco de las costillas bien marcadas a fuerza del hambre, o de un coya diciendo palabras que al espacio clase-media le suena fenómeno. ¡Qué sería de nuestras conciencias si de vez en cuando no pudieramos lavarlas bufando un poco acerca del flajelo que los inunda!. O no.
1976 es un quiebre, expande este sistema de compromiso-descomprometedor en base a nuevos axiomas des-socializantes. Lo que debe primar es el bendito "Estado de Derecho", madre de todos los ángeles que nos llevaran a la voluntad de los justos; la voluntad de una mayoría, que por ser mayoría, está iluminada. Le ponemos luces a esa mayoría porque verdaderamente los ojos no dan para más, e intentando disimular, intentamos ver como nos transformamos en timoneles de ese barco espeso, ergo, creemos ser la iluminación que deba esclarecer a las mayorías, situándolas falsamente adelante nuestro para justificar el discurso propio mediante una interpretación, "Joaquín, lo que la gente quiere es salir segura a la calle". O no.. And now for something completely different
Retomando un poco, porque se va a hacer extenso. La cultura se percibe de forma ambivalente. Si le adjuntamos la palabra "popular", es una cosa genial. Remite instantaneamente la imagen de un pobre cebando mate mientras escucha Atahualpa Yupanqui. Sin embargo, la forma massmedia de pensar el todo social no es menos popular (o popularizada). El espacio físico clase media citadina-progresista encierra este doble proceso: circulamos con los propios, embebemos y consumimos lo que nos ofrece una forma de socializar bastante burguesita. No (sólo) una cosa chavacana como el Mc Donnals o la Coca Cola; sino también, por decir, una forma de habituarse frente a la vida y de razonar, consumo de espacios impermeables a lo pobre. La negrada está ahí, exotizada, pintoresca, simpática, ¡son ellos quienes deben ser servidos!, pero cuidado, ¡no vayan a ocupar este boliche con sus gorritos y caras sospechosas!. Justicia y segregación. Que coman, pero en su rancho. Y celebramos una simple oración no-fascista. ¡Qué progresista resulta hoy decir "no me cruzo de vereda si pasa un negrito!". Y la cultura, santo demonizador. O no.

Si la cultura es fuente de barbarie e intolerancia, la conclusión inevitable es que el único modo de superar la intolerancia y la violencia es librar de la cultura al núcleo del ser del sujeto, su esencia universal (Zizek, 2009: 171)


1976, neoliberalismo. Neodesarrollismo. El sagrado valor del respeto de la voluntad individual del Estado de Derecho, suponiendo que se atiende a una suerte de rumbo marcado por la mayoría. Los sujetos de derecho también son sujetos de obligaciones, y sujetos de control: sujetos de policía nos diría Foucault, si estuviera vivo, hablara español y nos asustara detrás nuestro con esta frase. El vehículo del pensamiento actual no es otra cosa que la base material, el modo de acumulación que rige este momento histórico, señoras y señores, el neoliberalismo. Estado de derecho, neodesarrollismo, individualismo. No sólo* los sectores conservadores tienen doble moral, sino que la clase media progresista pisa segundo a segundo el barro de la doble moral, probablemente más profundo que el conservadurismo. "No quiero que se metan conmigo". Suponemos ser tolerantes con la mugre: pero ser tolerante no significa prácticar el entendimiento sino el laissez-faire. O no.


Si, pues, la división del trabajo no hubiera realmente progresado más que para aumentar nuestra felicidad, tiempo hace que habría llegado a su límite extremo, así como la civilización que de ella resulta, y una y otra se habrían detenido. Porque, para colocar al hombre en estado de llevar esta existencia modesta, que es la más favorable al placer, no era necesario acumular indefinidamente excitantes de todas clases. Un desenvolvimiento moderado habría bastado para asegurar a los individuos toda la suma de goces de que son capaces. La humanidad habría llegado rápidamente a un estado estacionario del cual jamás habría salido. Es lo que ha ocurrido a los animales: la mayor parte no cambian ya desde hace siglos, porque han llegado a ese estado de equilibrio. (Durkheim, 1893: página noventa y pico, estimativamente)

La división social del trabajo, a medida pasa la historia, se complejiza, sobre-especifíca: ¡individualiza!. Entonces, exotiza eso pintoresco, y estas personalidades de cotillón con poco de práctica emancipatoria (más bien: a años luz de esto) se imaginan distantes de una maquinaria que ayudan a construir. Ni con 6 ojos verían, en el disfrute del olor de sus flatulencias, la poderosa penetración del leviatán moderno. El soberano se metió hasta en el culo e interviene incluso en la forma de apreciar los soretes. ¿No? ¿En una sociedad falocéntrica como esta no?.  O no.


Si el poder tiene por campo de constitución una relación no igualitaria de relaciones de fuerza, no por eso su materialidad se agota en las modalidades de su ejercicio. El poder tiene siempre un fundamento preciso. En el caso de una división en clases y en cuanto a su lucha: a) la explotación, la extracción de plusvalía en el capitalismo: b) el lugar de las clases en los diversos aparatos y dispositivos del poder, no solo en el Estado: lugar que es esencial en la organización de los mismos aparatos situados fuera del Estado; c)el aparato del Estado, que si bien no incluye el conjunto de los aparatos y dispositivos del poder, no por ello permanece impermeable a los situados fuera de su propio espacio. El campo relacional del poder concerniente a las clases remite así a un sistema material de distribución de lugares en el conjunto de la división social del trabajo y está determinado fundamentalmente (aunque no de modo exclusivo) por la explotación. De ahí la división en clases, y por tanto, la lucha de las clases y las luchas populares. Se puede considerar, por ello mismo, que toda lucha, incluso heterogénea a las luchas de las clases propiamente dichas (lucha hombre-mujer, por ejempo), no adquiere indudablemente su propio sentido -en una sociedad donde el Estado utiliza todo poder (la falocracia, o la familia, pongamos por caso) como eslabón del poder de clase- más que en la medida en que las luchas de clases existen y permiten aí'a las otras luchas desplegarse (lo que deja en pie totalmente la uestión de la articulación, efectiva o no, deseable o no de esas luchas con la lucha de clases. (Poulantzas, 1979: 179)
La microfísica tiene un basamento materialista. Fin de la cuestión. El Estado, sirve, con contradicciones (que terminan por resolverse a favor de) al capital. Un elemento dinámico, el Estado de Derecho es la "dictadura del dinero".  O no.




Apagones y arcoiris

Una estructura de personalidad camaleónica, ultrasocializante, a primera vista (además de dar rabia), parece exitosa: su insipidez transmite falta de preocupación real por el estado de su paz interior y de intentar lograr más o menos un ajuste entre lo que dice defender y querer, y lo que en la práctica realiza. A largo plazo, sin embargo, es una regresión. No una vuelta de caracol, un recorrido de aprendizaje: es una regresión que hiere.  O no.




________________________________

*Los señores de la RAE hace un tiempo han autorizado al uso de la palabra "solo" sin acento, cuando esta refiera a "solamente"

DURKHEIM, Emile (1893), La División del Trabajo Social.
FOUCAULT, Michel (1979), Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión. Siglo XXI Editores, Buenos Aires.
FOUCAULT, Michel (2006), Seguridad, territorio, población. FCE, Buenos Aires.
POULANTZAS, Nicos (1979), Estado, poder, socialismo, Siglo XXI Editores, Argentina.
ZIZEK, Slavoj (2009), Sobre la violencia. Seis reflexiones marginales. Paidós, Buenos Aires)

hoy me enamoré

y perdidamente, de esa muchacha y de esta canción


\

no está bien, soy una persona seria y me gusta el rock pesado, progresivo, de guitarras afiladísimas

lunes, 27 de junio de 2011

El laberinto de las obviedades

Somos todos los correctos y los poseedores de la verdad; por supuesto que lo somos.
Hemos llegado a este lugar para demostrarlo.
Todo tiempo pasado es la justificación de que en este momento el futuro obligatoriamente debe ser nuestro.

Todos son(mos) iguales. Somos obvios.

Los unos, los otros y aquellos.

¿Por qué la verdad es un fetiche?

El monopolio de la razón es la ambición más importante del discurso político; hay quienes poseen una gran habilidad para desarrollar argumentos convincentes, hay quienes con emular la publicidad de una licuadora lo mismo ganan.

La clase media progresista parece expresarse en términos políticos que no se mueven mucho más allá de un principio racista, que en su piedra más fundamental es el fetiche de lo exótico. Bah, la clase media más acomodada, citadina, seisieteochosesca. El "yes we can" de Obama, un negro presidente que gira algunos valores simbólicos de orden cosméticos. Acá mucho más imponente y no tan cosmético, para ser justos. Los discursos apelan a una lectura del pasado que hace una lectura poco comprometida de ciertos acontecimientos y justificación una manera de concebir las acciones ultralimitadas del presente. Ni siquiera el presente está todo hecho de buenas voluntades, basta con observar la composición de este andamiaje que después de 8 años no tiene ninguna gana de desprenderse de los aparatos (patotas, resabios del punterismo más cenil, feudos provinciales, burocracias sindicales). A su interior, como es común al interior de cada una de las otras "fuerzas", no existe crítica posible, la gran mayoría de sus adherentes cree que su conformismo es una señal de compromiso. "Yo estoy contento, por eso no digo nada". Y así se traen mensajes donde aparece la "nueva militancia" de twitter y 160 caracteres y el "me gusta" del Facebook, pero también la no tan inocente pavada payasesca estudiantil que se olvidó del capitalismo hace rato e incorporó a su lectura de la coyuntura los mismos términos del neoliberalismo. El vuelo más loco es el horizonte de un sistema de partidos donde gana el nuestro, la moralina del estado de derecho, que no es más que una forma de justificar la dictadura del dinero luego del genocidio obrero. Los setenta son "lindos", devenidos en una suerte de kitsch que adhiere entre líneas a la teoría de los dos demonios. Se llaman de izquierda pero no lo son. Y todo lo otro, hasta acá llegué. De la izquierda burocrática ya escribí demasiado antes.


La duda radical, una práctica venida a menos (si alguna vez fue "venida").

martes, 24 de mayo de 2011

¿Por qué aspirar del ano de un cadaver?

La vida moderna por momentos parece sorprendernos con situaciones imprevisibles. Situaciones que nos obligan a reaccionar bruscamente y dan un giro de 180 grados a nuestra vida. Pero generalmente nada de esto pasa: hasta los más campeones tienen una vida rutinaria, plagada de eventos que con antelación podían suponerse y en el caso más extreno a lo sumo un forro pinchado les entrega la bendición de un tipo para darle de comer y echarle la culpa del cambio del estilo de vida. 
Esto muchas veces es obviado por la epistemología de las ciencias físicas. Y claro, sería algo inútil esperar que ellas se encarguen de algo tan ajeno a su disciplina. Ahora bien, veamos una serie de puntos en lo que respecta a un pedacito de lo que podemos decir en lo que en este momento nos atañe.

1- No todo lo que brilla es cadaver

Está claro, a los fanáticos de la izquierda burocrática no les gusta nada que se les escape de esas 3 o 4 categorías que manejan. Enormes y brillantes informes de coyuntura terminan siempre con la conclusión de que el capitalismo por que si se va a caer en cualquier momento y que somos "nosotros" (los que estamos incluidos en la estructura burocrática del partido) los únicos que realmente podemos echar luces sobre la confusión del derrumbe capitalista y las maniobras del resto del arco político, todos representantes de distintas patronales. La izquierda no entra al barrio, la izquierda no entra a la villa. Ese es terreno sucio, que solo tiene que darse cuenta de la realidad que nos posiciona a nosotros como los únicos verdaderos. Los terrenos de la miseria informal no existen. No tenemos categorías con capacidad de abarcarlos. Deben quedar afuera. Son potenciales aliados de los capitalitas por unas pocas monedas, no son lo que queremos. No lo diremos en público, claro, porque se supone que nuestras reivindicaciones son para todos los no-capitalistas.

2- Asegúrse de que el cadaver elegido tiene ano

En tiempos modernos, no podemos confiar en cuanta cosa se nos aparezca a simple vista como verdadero. Un bonito cadaver no significa que este se encuentre entero, todo nuestro plan se caerá si de él se hubiera extraido su ano. Y el fracaso, queridos amigos, no siempre nos guía hacia caminos más alentadores o hacia un aprendizaje más profundo de nuestras vidas. No todo fracaso supone un momento reflexivo posterior, ni todo momento reflexivo posterior significa su buena utilización. Supongamos que, por poner un ejemplo, Samantha Farjat fracasa intentando llevar a cabo nuestro plan. ¿Acaso la posterior reflexión le servirá de algo, cuando no hay más anos de donde aspirar?.
Ciertamente no tenemos mucha respuesta que ofrecer a esto.

3- Aspirar el pasado, exhalar el presente, estornudar en el futuro.

La cultura rock muchas veces sirvió para que las minorías oprimidas encuentren un vehículo de expresión. Chorros, sindicato de camioneros, el Frepaso y le experiencia histórica del sandinismo entre los más importantes, (no) han sabido encaminar sus necesidades insurgentes mediante el rock. Y hubo un momento en que también el talibanismo necesitó expresarse, y eligió al rock como estructura para llenar con su mensaje de esperanza. El rock talibán encuentra a Calculoramas como abanderados. Probablemente porque son los únicos de en este género. 

Conclusión. ¿Por qué aspirar del ano de un cadaver?

Probablemente no exista una respuesta precisa que pueda terminar con nuestras dudas al respecto. Lo único que podemos decir es... ¿por qué no?
Entonces, cerramos este mensaje de solidaridad y de rebelión con un mensaje de los abanderados del rock talibán, Calculoramas. Desde su último EP, "Aspirando del ano de un cadaver", el track homónimo, que además cierra la placa... y ahora, para algo completamente diferente



Como presentan ellos mismos esta pieza musical:

Aquí Calculoramas nos muestra un giro artístico en lo que a su definición filosófica respecta. Si bien anteriormente no se habían mostrado en posiciones antagónicas, definitvamente las texturas visuales y sonoras que nos ofrece esta pieza de arte están influenciadas por el nihilismo, pero no como especulación: desde sus inicios (a mi entender) muestran que el arte de mostrar como se ha dado la desestructuración negativa del ambiente de la vida humana puede significar también criticar esta, y así, abrir paso a situaciones superadoras de esa desestructuración negativa.

domingo, 22 de mayo de 2011

Sobre CALCULORAMAS

En otros tiempos, los artistas se preocupaban por dar un mensaje adecuado a lo que lo que creían que su audiencia entendería como satisfactorio, o bien, a través de la no realización este último punto, trataar de encontrar un punto cortante que hiciera, aún más, el respeto de su obra.

Sin embargo, los años han pasado. Claro. Los años han pasado. Otros tipos de vida, otros patrones culturales, otro modo de acumulación.

Calculoramas nace de algún lugar y por ahí anda. Descreidos de la materialidad de la obra, sus discos han aparecido como desaparecido. La leyenda cuenta que han sacado unos 100 discos, 100 leyendas en particular. Sin embargo, la internet cruelmente nos entrega vestigios de lo que alguna vez fue, para la honra de nuestros sistemas cognitivos.

Empecemos por un punto clave en la obra calculoramiense. "Si tu viejo es capitalista, zarpale la plusvalía", probablemente sea de esas músicas que jamás se van a olvidar:



"Somos los pibes, altos marxistas, luchando contra la opresión capitalista (mueva la cola mi negra... mi negra bolchevique" (...)

La leyenda cuenta que esta canción, esta ópera prima de la historia de la música contemporanea (y sin embargo, una pieza más de la composición de la obra calculoramiense", nació en medio de una gira europea en los años '50. Otra fuente menos confiable, dice que su autor lo grabó en el 2005 mientras estaba solo, sucio y desprolijo en su casa. Así mucho no importa que sea como fue.

El materialismo dialéctico hsitorico se cruza con la cumbia villera. Pero, acaso esto significa mucho? Por supuesto que no, veamos, nuestra posición de revisionistas históricos nos hace pensar en que Calculoramas emprendió un giro mucho más valiente y valioso. Marxismo y cumbia villera atrás, quedaría... peronismo y heavy metal.

Calculoramas - Paranoia peronista



Probablemente, el hit de Calculoramas. Pero hubo más. Y hubo otros tiempos. Bueno, en si no fueron otros tiempos. Es más, es todo lo mismo.

Entonces, Calculoramas buscó que venía más allá de Perón y encontró a Cafiero. Y miró que había más allá del rock, y encontró al hip hop. Así nace "El Rap de Cafiero"...



También hubo espacios para lo popular en el día a día. El fútbol, los asaltos, el peronismo. Así nace "Si, Gol"













RECOMENDAMOS VISITAR SU CANAL DE YOUTUBE http://www.youtube.com/CALCULORAMAS
O A ESCUCHAR OTRAS COSAS DESDE ACÁ http://www.goear.com/search/calculoramas/

viernes, 20 de mayo de 2011

que se le va a hacer pt2

II

(...)

(Que raro, empecé a estar, creía eso, o más bien, estoy, estoy. Y me encontré con todo lo que quería y un poco más también, y además estoy yo. A lo mejor no quería estar yo, creo. Ahora me oigo, me huelo, a veces me aspiro y otras veces me rezo, pero estoy, definitivamente me siento estando. Al final acá es verdad, está todo lo que quiero, y un poco más también. Bueno, no tan poco más. Te sigo oliendo y hasta te veo, cada tanto creo que te oigo. Y ahora creo que estás acá. Acá está todo lo que quiero y un poco más, estoy yo, y me doy cuenta de que estás vos. Al final estabas vos. Ahora si te siento y era verdad que estabas. Y ahora estoy yo, resulta que estoy donde está todo lo que quiero y un poco más también. Están todas estas cosas. Estoy un paso más adelante que antes, a lo mejor. Están todas las cosas que quiero y un poco más, estás vos, y estoy yo. Al final el problema es que no es tan lindo estar acá, acá están todas las cosas que quiero, pero sobre todo un poco más también, estás vos, y estoy yo. Y yo no quiero estar acá) Me grité un poco más fuerte a ver si está vez si me escuchaba




Pt 1: http://herramientaserrantes.blogspot.com/2010/12/que-se-le-va-hacer.html

jueves, 5 de mayo de 2011

paranoia



No estás completamente inventada
te falta algo, te falta amor
te falta ser como son los soldados
que mueren junto al frente, amor

miércoles, 27 de abril de 2011

el mundo es una mierda y no hay chance de que se salve nada, por nada del mundo

Con ustedes, un ejemplar trozo de mierda:








Ahora, con mucho ojo, trate de encontrar las 7 diferencias:








En un mensaje paralelo, me gustaría comunicar a los dos o tres hippies que leerán esto eventualmente antes de mi muerte algunos años ya después de haber alcanzado cierta fama como rockstar y genio de la creación musical y que salgan a la luz mis archivos escritos -como este- y valgan oro (o no), que

viernes, 15 de abril de 2011

Mentime que me gusta

Una solución electoral. El mismo día que se promulgó esta ley parecía obvio: los(nos?) obligan a juntarse(nos). Pasaron muchos meses y pocos debates al respecto. Aparecían obviedades, pero las prácticas de base (más bien, las dirigencias de la cúpula) no cambiaban de las antiguas minimidades. Dada la escasa repercusión que tiene lo que voy a escribir me atrevo a lanzar una crítica a una opción que sin embargo jamás me atrevería a criticar si no es a puertas cerradas con algunos pocos  compañeros. Esto es un papel para organizar algunos pensamientos bastante errantes.

Un fantasma recorre estas elecciones. El fantasma de la izquierda. Esa izquierda que en determinados lugares, principalmente algunos sindicatos, suele tener actitudes ejemplares, porque claro, ese es su espectro de lucha real. No existen muchas posibilidades coherentes más allá de los compañeros de esta izquierda, lástima que sean pocos, pero el sindicalismo combativo estos años se alimentó casi solamente gracias a ellos. Eso me parece a mi. ¿Sindicalismo kircherista? JAJAJA. Sindicalismo centro-izquierda, cúpulas de la CTA y de ATE? Siglas y slogans bonitos, cambios de olores.

Pero, un momento. La ley y el bendito 2.5%. Muchos de nosotros miramos este modelo no sólo con desconfianza, sino con asco, porque oculta las miserias, porque legitima un modo de explotación por compararse con atrocidades. Ese es su fuerte. Pero muchos de nosotros, al menos yo y otros tantos, que se yo cuantos, creemos que el papelito en la urna es un papelito en la urna, mucho menos efectivo que la bola en la ingle. Entonces prestarle demasiada atención, llenarla de protocolos, bendecirla como la salvación a todos los problemas (aunque tampoco todos son tan ingenuos), es legitimar toda esta basura, legitimar el neoliberalismo por las urnas.

Aaaaah, me fuí de tema.

Entonces. A los compañeros todo el apoyo. ¿O se lo vamos a dar al modelo de hipocresía, a la bola de smug kircherista?. A los 6 mil gendarmes y a la policía en la calle, a Scioli, a los gobernadores reciclados, al funcionariado menemista reciclado y a las amistades con lo peor de la burocracia sindical, con los asesinos de Mariano Ferreyra, con los ministerios que salieron a defender las prácticas de Kraft, a esa cosa pedante cuyo brazo izquierdo se expresa a través de un programa de televisión??

Entonces, los compañeros de la izquierda clásica se vuelven una caricatura en estos escenarios, pero también hay que superar la caricatura y no caer en la pavada. Con bronca y todo, mi opción es la caricatura.

Entonces, ahora si, lo que me proponía en un principio.

¿No es demasiado hipócrita que dos partidos, dos burocracias que hace tantos años vienen tirándose mierda se junten de repente? ¿No es demasiado hipócrita llamarse a la alianza por la demanda de las bases cuando tal cosa en sí no existe unificada y si existiera, ha pedido eso desde siempre? Quiero decir, ¿por qué carajos no antes? ¿no hay que dejar de figurar?
Hermoso sería el nacimiento de una práctica combativa de todo el espectro de izquierda debatiendo sobre nuestra unión en un mismo camino, una discusión dura pero con el fin de encontrarnos juntos. En el cual se acabe con el sectarismo, donde realmente se den cuenta la estupidez de la diferenciación y nos encontremos los que buscamos otro modo no capitalista. Un mundo feliz.

Prensa Obrera y La verdad Obrera no han hecho en estos últimos años más que dedicar (a veces la mitad de sus publicaciones!!) a identificarse y criticar al otro. Y entre todas a todos. Páginas y páginas, artículos y artículos explicando por qué los vecinos no han actuado bien y no pueden ser jamás una opción, y por qué, entonces "nosotros" (inserte aquí la sigla de izquierda que prefiera) realmente estamos con los trabajadores y "nosotros somos" a quienes hay que seguir. Porque los compañeros se confunden y en realidad con ellos es muy fácil caer en la vereda de enfrente. ¿Cómo se entiende que la única solución ahora se encuentre con la solución que no era tanto de buena? ¿Cómo es que tanto ha cambiado la coyuntura que ahora si nos necesita juntos, porque sí? Y a los mismos apellidos!! Han aparecido juntos en muchas fotos, sus banderas aparecen en lugares parecidos pero antes de encontrarse marcan sus diferencias. Las marchas son verdaderos emboles de organización "por seguridad", no vaya a ser cosa de que se nos desparramen algunos y se saluden otros. Al costado de nuestra ilera vamos con largos caños para que ninguno se salga y ninguno entre.


El elitismo proletario del PTS y la voluntad contradictoria atrapatodo-sectarista del PO sumada a la no se que del IS que anda por ahí pero con menos nombre. Organizar al proletariado, pero con estas consignas y estas soluciones ya armadas, ninguna otra receta por favor, y no me cambie ningún ingrediente que sino está en la vereda de enfrente. ORGANIZAR AL proletariado, porque ellos solos no pueden, pobrecitos. Sin nuestras consignas jamás llegarán. Somos nosotros los únicos que podemos, y debemos, estamos encima de ellos, los tenemos que organizar. Porque están brutos de tanto capitalismo encima. Están brutos ellos, nosotros no. Organizar al PROLETARIADO, porque son el único sujeto posible. Los que trabajan para un empleador. Los otros no. El lumpenaje que se lo quede otro, que a nosotros no nos sirve, los quisimos organizar y no pudimos, no sirven. Eso es, aparte de sectarismo, elitismo. Bueno, el Polo Obrero fue algo paradójico que rompe un poco este molde. Pero si, siempre la respuesta está en el salariado. En un país de mayorías lumpenproletarias, el actor es si o si el proletariado. El otro, ese mugroso lumpenaje, decía el viejo barbudo (mal interpretado, o interpretado porque si así) puede ser, más bien, es, siempre, carne de cañón para los capitalistas, una degradación de la forma humana funcional a los motivos contra-revolucionarios.

Qué tanto será lo que nos diferencia que a veces es mejor encontrarse en otros lugares. Las décadas pasan y las discusiones van renovándose poco. Todo el apoyo a lo que de esto pueda surgir, pero después de que se ponga el papelito en la urna y ya no queden excusas. Cuando verdaderamente se llame a todo el espectro de izquierda a transitar el mismo camino. Nota del editor: al escritor le han puesto algo de droga en la comida y sueña demasiado


Bleh, hasta acá llegamos, no tengo ganas de escribir. Que se imaginen lo que sigue, dale?

jueves, 20 de enero de 2011

El cerebro y su burocracia

Dícese de un caracol algo que va muy lento, muy muy lento, de una manera casi poética. El caracol también, si uno ve su coraza, tiene una suerte de círculo concéntrico caracólico, o dígame usted lector cómo se le dice, que ya se me hace pesado ponerle un nombre y usted con su habitual petulancia tiene la respuesta que aquí no aparece.
En fin, creo que habíamos empezado con algo así de que el caracol va poéticamente lento, y además el caracol mirado de costado, su coraza, tiene un círculo que anda sobre si mismo, que vuelve a andar cerca de sus caminos, y si no se ubican bien le preguntan a los zapatistas que lo saben explicar mucho mejor que este pobre infeliz, burguesito con blog dándoselas de informatodo/1967.
Puff, en que íbamos?, que los caracoles tienen algo que algunas mentes reproducen, ¿y qué? ¿Eso es fortuna? Es una desgracia con suerte. El presente está siempre hipotecado, vuelvo siempre sobre lo mismo, cada vez con más cargas y más certezas, pero con dudas nuevas, se va y se vuelve, se entra y se sale, se avanza y se retrocede, un poco como que se marea tanta confusión, pero no pierda de vista, señor, el dibujo del caracol. Un caracol es un bicho de esos inofensivos que hasta yo, bichofóbico, me animo a agarrar con la mano, porque es una cosa así que no hace nada, nada más va para adelante, bien lento, bien lento. Pobre caracol!.
Lo caracolezco, esta cosa poética del camino que se hace sin linealidades, al margen del mainstream progresista, del desarrollo único, del positivismo idiota, le queda fenómeno a los zapatistas, porque son un pueblo que lucha y entrega su vida, y encima el sub marcos tiene una lengua imposible de no rendirse ante ella. Pero he aquí, pensamiento caracol sumado a pensamiento depresivo, mama mia, que facciamo!!
Dijimos que los zapatistas, evidentemente, han leído a Michael Foucault, un marxista mal entendido. Y entonces corrieron con una gran ventaja, la no ortodoxia, el horizontalismo y todas esas cosas que a uno le gustaría que en nuestras propias experiencias se encuentren a la vuelta de la esquina. Tampoco que el zapatismo es extensible al mundo y sus alrededores, basta con pensar que son unos miles de indígenas que empezaron a ocupar tierras periféricas en Lacandona, un lugar ya de por si periférico en México y que un buen día dijeron “ya basta” y todo eso de las declaraciones. Claro que para eso se tardaron unas dos o tres décadas, pero que sentido tiene, vaya y cómprese un libro si le interesa, menuda falta de educación la de usted exigiendo que en estas líneas se explique el zapatismo. Pasemos a lo siguiente.

En otro orden de cosas, este mundo está solo, abandonado, con su vida en sus propias manos, pero justo cuando lo dejaron solito… de otra manera por lo menos con las manos le hubiera pegado un buen viaje a alguien, pero Dios, sabemos, obra de manera misteriosas. Este mundo, porquería de invención, chatarra de vaya a saber que buda, dios, big Bang o matusalen, es cada vez más una caricatura de si mismo. Se siente solo pero en vez de salirse de esa galaxia llena de viejos conocidos de tantos millones de años, se queda, inmóvil, imaginándose todos los otros mundos que por allí podría conocer, con los cuales mezclarse. Mundo, astrónomo infortunado, vale lo mismo, si de repente me dicen que este pobre tarado astrónomo infortunado es un mundo diría que Claro, como si cada uno de los otros con otras profesiones, algunos igual de errantes, no lo fueran en si mismos.



PD: Es el capitalismo, idiota!